Dinámica de marcha vanguardista.

De ello es responsable, por ejemplo, la regulación electrónica automática de la rigidez de los muelles y la adaptación del nivel del vehículo en función de la velocidad. Esto aumenta la estabilidad de marcha y puede contribuir a un menor consumo de combustible gracias a la reducción de la altura.

Además, hay disponibles varios programas de conducción que se pueden seleccionar de forma individual con los que se adaptan el confort y la dinámica de marcha a la situación de marcha correspondiente, por ejemplo, elevando el vehículo para tener mayor altura libre sobre el suelo en calzadas en mal estado o en terrenos sencillos.

Lorem Ipsum