Confort de conducción

Confort de marcha extraordinario.

La suspensión neumática AIRMATIC regula automáticamente la amortiguación de cada rueda en función del estado de la calzada. Esto se realiza sin retrasos, de forma rápida y precisa, proporcionando un confort especialmente alto y unos movimientos de la carrocería claramente reducidos. Además, la regulación de nivel neumática integrada proporciona una altura libre sobre el suelo constante de forma automática independientemente del estado de carga, incluso sobre terrenos desiguales. Otra ventaja: incluso en modo con remolque, tu vehículo ofrece una sensación de conducción más calmada, mayor estabilidad de marcha y más confort en comparación con otros trenes de rodaje.

Lorem Ipsum