Pasión en cada detalle.

En un proceso de producción de máxima precisión se fragua un motor de fascinantes propiedades.

Pasión en cada detalle.

En un proceso de producción de máxima precisión se fragua un motor de fascinantes propiedades.

La imagen muestra el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros del Mercedes-AMG GT desmontado desde una perspectiva lateral.
La imagen muestra un primer plano del motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros del Mercedes-AMG GT desmontado en una vista lateral.
La imagen muestra un primer plano del motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros del Mercedes-AMG GT desarmado en una vista lateral.
La imagen muestra un primer plano del motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros del Mercedes-AMG GT desmontado en una vista trasera.

El peso en seco del motor AMG V8 es de solo 209 kg. El bloque motor de aluminio se fabrica por fundición en arena y obedece a una estructura «closed-deck». Esto es garantía de máxima resistencia, unida a bajo peso. Los dos turbocompresores se montan en el espacio interior de la V de las bancadas. Esto permite configurar una unidad más compacta, se optimiza la conducción de aire fresco y se crean condiciones ideales para la alimentación del turbocompresor con aire. El resultado es una respuesta óptima del motor, unida a menores emisiones. La aleación de la culata se ha mejorado con circonio para garantizar la mayor conductividad y permeabilidad térmica posibles. Al mismo tiempo, las camisas de los cilindros están dotadas de un revestimiento NANOSLIDE®, una tecnología desarrollada por Daimler para asegurar la máxima durabilidad y reducir las pérdidas por fricción. ¿Cuál es nuestro componente más importante? La pasión.