Valiosa asistencia para conservar el vehículo en su carril.

Puede ayudar a mantener el vehículo en el carril.

El detector de cambio de carril puede ayudar a evitar accidentes debidos a una salida involuntaria del carril. Una cámara multifunción puede detectar líneas delimitadoras y supervisa los movimientos del vehículo dentro del carril. Si se detecta que el vehículo abandona involuntariamente el carril —por ejemplo, por falta de atención—, el sistema advierte al conductor mediante vibraciones intermitentes en el volante. Con ello, el sistema insta al conductor a devolver el vehículo a su carril.

El detector de cambio de carril está activo a partir de una velocidad aproximada de 60 km/h. Puede conectarse y desconectarse mediante el menú «Asistencia» del cuadro de instrumentos y ajustarse en función de la sensibilidad deseada. Si el detector de cambio de carril reconoce una forma de conducir activa —por ejemplo si gira el volante, frena, acelera o acciona el intermitente— se omite la advertencia del sistema.