Más seguridad al cambiar de carril.

Puede advertir de vehículos detectados en el ángulo muerto.

El control de ángulo muerto puede ayudar al conductor al cambiar de carril en carreteras con varios carriles. Emite señales de advertencia ópticas y acústicas y ayuda así a detectar a tiempo la presencia de vehículos en el ángulo muerto. Si el sistema percibe un vehículo en este área, advierte al conductor mediante un triángulo de color rojo en el retrovisor exterior del lado correspondiente. Si el conductor acciona el intermitente a pesar de esta advertencia óptica, el triángulo comienza a parpadear con rapidez y se emite adicionalmente una señal acústica de advertencia.