Ayuda a mantener el vehículo en el carril con viento lateral.

Reduce el desplazamiento en el carril mediante intervención en el freno.

El asistente para viento lateral detecta a tiempo la salida del carril que causan ráfagas fuertes de viento lateral y asiste al conductor para que mantenga el vehículo en su carril. Porque una salida repentina del vehículo fuera de su carril puede desencadenar reacciones inconvenientes del conductor al volante. Esta es la razón por la que el asistente para viento lateral corrige automáticamente el rumbo del vehículo a partir de una velocidad de 80 km/h. De ese modo reduce claramente la deriva lateral y compensa o disminuye la influencia de la racha de viento.