Buena protección en caso de colisión frontal.

Airbag delantero en el volante.

En caso de colisión frontal, el airbag del conductor puede reducir considerablemente el riesgo de sufrir lesiones en la cabeza y el tórax. El airbag está integrado en el volante y se activa en cuestión de milisegundos al detectar una colisión.