Dirige la luz allí donde se necesita.

Iluminación adaptada a la situación de conducción.

El LED Intelligent Light System mejora la visibilidad del conductor y, con ello, la seguridad de conducción, ya que puede adaptarse a las luces de la calzada en diferentes situaciones de conducción. Para ello, dispone de faros adaptativos, que pueden bascularse vertical y horizontalmente, y con una intensidad lumínica variable.
El equipamiento incluye, entre otros, el asistente para la luz de carretera, que ayudan a evitar el deslumbramiento de los vehículos en sentido contrario, y las luces activas para curvas, que basculan los faros hacia el interior de la curva mejorando así la iluminación de la calzada. Otras funciones son la luz para carreteras secundarias y la luz para autopista, que también optimizan la iluminación de la calzada para la situación de marcha correspondiente.