Ayuda al conductor a mantenerse en el carril.

Puede advertir y devolver el vehículo al carril.

La falta de atención o el cansancio pueden ser la causa de que el vehículo se salga de su carril sin que lo advierta el conductor. El detector activo de cambio de carril puede emitir de inmediato una advertencia táctil al conductor mediante la vibración pulsátil del volante. Si el conductor no reacciona, el detector activo de cambio de carril puede frenar de forma precisa determinadas ruedas del vehículo para devolver el vehículo a su carril original. El sistema puede detectar, con ayuda de una cámara, si se sobrepasan las líneas delimitadoras continuas.

Lorem Ipsum