Ayuda en los cambios de carril y al aparcar marcha atrás.

Controla la zona detrás del vehículo y junto a este.

El control de ángulo muerto con Rear Cross Traffic Alert (alerta por tráfico transversal por detrás) puede emitir señales de advertencia ópticas y acústicas, contribuir a evitar accidentes al cambiar de carril y al salir del estacionamiento marcha atrás. Cuando el control de ángulo muerto detecta un vehículo en ángulo muerto, emite una advertencia con un triángulo rojo en el retrovisor exterior correspondiente. Si el conductor acciona el intermitente a pesar de esta advertencia óptica, el triángulo comienza a parpadear con rapidez y se emite adicionalmente una advertencia acústica. Asimismo, el Rear Cross Traffic Alert contribuye a evitar accidentes durante el estacionamiento marcha atrás, advirtiendo al conductor cuando cruza un vehículo.