WLTP Mercedes-Benz

WLTP.

Determinación del consumo y las emisiones de manera más realista.

El nuevo procedimiento WLTP.

Los métodos de certificación también envejecen. Por ello, el «Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure», abreviado WLTP, abandona el método del ciclo normalizado europeo para determinar los valores de consumo y emisiones. El «Nuevo ciclo normalizado europeo» (NEDC), en uso desde 1992 en Europa, se desarrolló en principio como un recorrido de medición teórico. Sin embargo, un método de certificación moderno debería proporcionar unos resultados lo más cercanos a la realidad posible, con los que pudieran compararse diferentes modelos de vehículo. El método del ciclo normalizado europeo ya no satisface esta demanda. Por ello se desarrolló el método WLTP, como resultado de una iniciativa de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE). El nuevo ciclo WLTP se basa en datos empíricos y reales de recorridos en Asia, Europa y los EE. UU., por lo que es mucho más representativo.

Según el art. 15, párrafos 2 y 3 del reglamento 2017/1151/UE, se aplican los siguientes plazos de implantación:

  • 01.09.2017: nuevos modelos de vehículo de las categorías M1 y M2
  • 01.09.2018: vehículos nuevos de las categorías M1 y M2
  • 01.09.2018: nuevos modelos de vehículos de la categoría N1 grupos II y III y de la categoría N2
  • 01.09.2019: vehículos nuevos de la categoría N1 grupos II y III y de la categoría N2

Nuevo ciclo de marcha y valores específicos para cada vehículo.

Comparativa entre el NEDC y el WLTP.

Novedades específicas de la certificación WLTP son, especialmente, el ciclo de pruebas y el requisito de especificar los valores de consumo concretos para cada posible configuración de un vehículo.

Al comparar ambos ciclos de prueba, salta a la vista que el WLTP es más realista y exigente que el ciclo normalizado europeo: dura 30 minutos en lugar de 20, se acelera más a menudo y se reduce considerablemente el tiempo que el vehículo permanece detenido. Con 131 km/h, la velocidad máxima también queda unos 10 km/h por encima del ciclo normalizado europeo.

A ello se añade que los valores de consumo y emisiones del método WLTP se emiten específicamente para cada vehículo, ya que las masas, la resistencia aerodinámica y la resistencia a la rodadura de un vehículo pueden variar en función del equipamiento del mismo. También se tienen en cuenta los equipos opcionales. Si selecciona como equipo opcional, por ejemplo, unas llantas que favorecen la aerodinámica, esto puede tener una influencia positiva en los valores de consumo.

Mayor aproximación al consumo en carretera.

Ventajas del WLTP.

Los valores determinados con el método WLTP serán considerablemente más cercanos a su consumo real de combustible en carretera que los valores calculados con el método del ciclo normalizado europeo. Esto se debe al nuevo ciclo de marcha, que representa mejor los perfiles de conducción actuales. Además, deben identificarse los valores de consumo específicos de cada vehículo. Eso quiere decir que, al determinar los valores de certificación, se tienen en cuenta las dimensiones, la resistencia aerodinámica y la resistencia a la rodadura, así como los equipos opcionales.

Aun así, el WLTP tampoco puede proporcionar valores de consumo «individuales». Así, sigue siendo un ciclo de prueba estandarizado que no es capaz de representar el consumo personal de cada conductor. El consumo real de su vehículo en carretera depende considerablemente de la forma de conducir personal, del perfil de desplazamiento, de la densidad del tráfico, de la carga del vehículo y de circunstancias externas como la temperatura. No es posible reproducir todo esto al 100% en un método de ensayo estandarizado.