Fase de transición al WLTP de Mercedes-Benz

Fase de transición.

Diferentes fechas de cambio a escala de la UE.

La fase de transición del NEDC al WLTP.

Está establecido: para finales de 2020, los 28 países de la UE deberán haber realizado su transición a la nueva certificación WLTP. Sin embargo, el plan de trabajo para la comunicación de los valores de consumo y emisiones, así como la adaptación de los cálculos del impuesto sobre los vehículos a motor, no son uniformes en toda la UE.

Los valores NEDC se mantienen provisionalmente.

Diferencias entre el NEDC y el NEDC calculado a partir del WLTP.

Además de los valores WLTP, deben seguir determinándose los valores NEDC para todos los vehículos hasta el final de 2020. Estos valores también pueden encontrarse en los papeles de los automóviles. Por ello, en el futuro, el valor del ciclo normalizado europeo se calculará, conforme a la certificación WLTP, mediante un procedimiento indicado por las autoridades. Para ello, se seguirán aplicando las condiciones marco especificadas en el WLTP.

Los valores calculados del ciclo normalizado europeo son la base para determina la emisión de CO2 de la flota de vehículos de un fabricante, ya que estos valores se definieron originariamente en base a la certificación del ciclo normalizado europeo.

Diferentes fechas y diferentes valores límite.

Diferencias entre las clases de vehículos M1 y N1

La certificación WLTP diferencia, tanto en relación con los valores límite como en cuanto a los plazos de implantación, entre vehículos con matriculación como turismo (M1) y aquellos con matriculación como vehículo industrial (N1). Los vehículos con matriculación como vehículo industrial N1 grupos II y III y los de la categoría N2 cambiarán de la certificación del ciclo normalizado europeo a la certificación WLTP un año más tarde que los vehículos con matriculación como turismo. Esto quiere decir el WLTP se aplicará a las nuevas homologaciones de tipo con matriculación como vehículo industrial N1, grupo II y III y la clase N2, a partir del 01.09.2018, y a partir del 01.09.2019 a todos los vehículos de nueva matriculación.

Los vehículos con una masa de referencia de más de 2840 kg, como podría ser el Sprinter, son una excepción. El WLTP no se aplicará a estos vehículos, que seguirán certificándose en el banco de pruebas de motores conforme a la normativa de gases de escape Euro VI. Para vehículos con masas de referencia de entre 2380 kg y 2840 kg, se podrá elegir entre la certificación WLTP en el banco de ensayo de rodillos y la certificación en el banco de pruebas de motores.