Tipos de emisiones de los motores de combustión interna Mercedes-Benz

Menos emisiones contaminantes para una mejor calidad del aire.

Los 2 tipos de emisiones: producción de CO2 y de sustancias nocivas.

Los motores de combustión interna dan lugar, principalmente, a 2 tipos de emisiones: en primer lugar, emisiones de CO2 y, en segundo lugar, de sustancias nocivas, como óxido de nitrógeno y partículas. La concentración creciente de CO2 en la atmósfera es responsable del calentamiento global. La emisión de CO2 de cada vehículo es proporcional a la cantidad de combustible quemado.

Para mejorar la calidad del aire, especialmente en las ciudades, deben cumplirse los exigentes límites de emisiones establecidos en las diferentes etapas de la normativa de gases de escape Euro 6. En el centro de ellos se encuentra, sobre todo, los óxidos de nitrógeno (NOx) y el polvo fino. Los óxidos de nitrógeno se forman a partir de la reacción del nitrógeno con el oxígeno. Debido a las numerosas etapas de oxidación y compuestos de nitrógeno y oxígeno que existen, se utiliza la abreviatura NOx para referirse a los óxidos de nitrógeno. El polvo fino, que puede pasar fácilmente a través de los mecanismos de filtración de las membranas mucosas humanas, desempeña un papel especialmente importante en la definición de los valores límite para las partículas. Otros compuestos químicos para los que se deben cumplir los límites de emisión en la certificación de los vehículos de acuerdo con las diversas etapas de la normativa de gases de escape Euro 6 son, por ejemplo, el monóxido de carbono (CO) y los hidrocarburos (HC).