WLTP y RDE – los nuevos métodos de prueba.

Los métodos de certificación también envejecen. Por ello, el «Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure», abreviado WLTP, abandona el método del ciclo normalizado europeo para determinar los valores de consumo y emisiones. El «Nuevo ciclo normalizado europeo» (NEDC), en uso desde 1992 en Europa, se desarrolló en principio como un recorrido de medición teórico. Sin embargo, un método de certificación moderno debería poder proporcionar unos valores más realistas. El método del ciclo normalizado europeo ya no satisface esta demanda. Por ello se desarrolló el método WLTP, como resultado de una iniciativa de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE). El nuevo ciclo WLTP se basa en datos empíricos y reales de recorridos en Asia, Europa y los EE. UU., por lo que es mucho más representativo.

Además, con el nuevo método de certificación se mide también la emisión de contaminantes durante la utilización real del vehículo en la carretera: con las normativas de gases de escape recientes Euro 6c, Euro 6d-TEMP y Euro 6d, la certificación WLTP de laboratorio se complementa con una medición de las emisiones de contaminantes en carretera. La determinación de las «Real Driving Emissions» (emisiones en conducción real, abreviado RDE por sus siglas en inglés) debe garantizar que los valores de contaminantes relativos a los óxidos de nitrógeno y la proporción de partículas no solo se cumplan en condiciones de laboratorio, sino también en el tráfico rodado real.

Más transparente y cercano al consumo en carretera.

El método WLTP reduce considerablemente la diferencia entre los valores determinados en bancos de pruebas y los valores de consumo reales. Esto se debe al nuevo ciclo de marcha, que representa mejor los perfiles de conducción actuales. Además, deben identificarse los valores de consumo específicos de cada vehículo. Eso quiere decir que, al determinar los valores de certificación, se tienen en cuenta las dimensiones, la resistencia aerodinámica y la resistencia a la rodadura, así como los equipos opcionales. A ello se añade la determinación de las «Real Driving Emissions» (emisiones en conducción real, abreviado RDE por sus siglas en inglés), que garantiza que los valores de contaminantes relativos a los óxidos de nitrógeno y la proporción de partículas no solo se cumplan en condiciones de laboratorio, sino también en el tráfico rodado real.

Aun así, el WLTP tampoco puede proporcionar valores de consumo «individuales». Así, sigue siendo un ciclo de prueba estandarizado que no es capaz de representar el consumo personal de cada conductor. El consumo real de un vehículo en carretera depende considerablemente de la forma de conducir personal, del perfil de desplazamiento, de la densidad del tráfico, de la carga del vehículo y de circunstancias externas como la temperatura. No es posible reproducir todo esto al 100% en un método de ensayo estandarizado.

Resumen de WLTP y RDE

Tipos de emisiones

Menor emisión de contaminantes para una mejor calidad del aire.

Fase de transición

Diferentes fechas de cambio a escala de la UE.

WLTP

Determinar el consumo y las emisiones de forma más realista: el nuevo procedimiento WLTP.

Repercusiones para el cliente

Certificación uniforme, fiscalidad diferente.

RDE

Medición de las emisiones de partículas y de carbono en la carretera: Real Driving Emissions (RDE).

Comportamiento de marcha

Conducción inteligente para ahorrar combustible. Optimización de la eficiencia mediante el comportamiento de marcha.