Preguntas y respuestas sobre la batería de iones de litio de las furgonetas eléctricas de Mercedes-Benz.

Los que piensan comprar una eSprinter o eVito suelen tener preguntas, especialmente sobre la batería de iones de litio. Aquí respondemos 5 preguntas básicas.

La fuente de energía en el suelo.

Los componentes más importantes de un vehículo eléctrico no se encuentran ni bajo el capó ni en el puesto de conducción. Sin la batería situada en el piso del vehículo, la eSprinter y eVito no se moverían ni un centímetro. Esta constituye la base de la cadena cinemática de toda furgoneta eléctrica. Incluso aunque apenas se diferencien en su funcionamiento, los requisitos de la batería de un vehículo eléctrico son mayores que los de la batería de una taladradora o un smartphone. La movilidad eléctrica no podría suponer una alternativa a los vehículos con motor de combustión interna de no ser por su enorme capacidad de rendimiento. Entonces, ¿qué necesita saber el cliente final sobre esta fuente de energía de alto rendimiento? Estos son los datos.

1. ¿Cómo funciona la batería de un vehículo eléctrico?

La batería de un vehículo de propulsión eléctrica es una agrupación de células de batería reunidas en varios módulos de la batería de alto voltaje. Estas células de batería se encargan de transformar los químicos en energía eléctrica. Básicamente, no ocurre nada distinto a lo que pasa con las baterías domésticas: en el interior de cada una de las células de batería hay dos electrodos, llamados ánodo y cátodo, en un medio conductor. Un separador divide la célula por la mitas, evitando que se produzca un cortocircuito. El exceso de electrones en el ánodo lleva al movimiento de electrones a través de cables hacia el cátodo. El resultado es el flujo de la energía eléctrica. En nuestro caso, a través del motor de inducción del vehículo. Una vez que el motor ha usado todos los electrodos de la batería de iones de litio, el «depósito» eléctrico queda vacío. Una vez que llegan al otro polo de la célula de batería, los electrones tienen que volver a su punto de origen, el polo opuesto. De ello se encarga la energía alimentada al cargar.

2. ¿Qué factores determinan la autonomía y el tiempo de carga?

El comportamiento de marcha, las condiciones de la carretera, la temperatura exterior; muchos factores influyen en la autonomía de un vehículo eléctrico. Y, especialmente optimizando el propio comportamiento de marcha, es posible rascar algún que otro kilómetro extra. Pero, por supuesto, el tamaño de la batería juega un papel primordial en términos de autonomía. Una batería de mayor tamaño equivale a más autonomía, pero también incrementa el peso del vehículo. A largo plazo, una batería mayor también puede tener una mayor vida útil que una más pequeña. El motivo es que, debido a su tamaño, la batería se utiliza con más moderación que su homóloga más pequeña en términos de capacidad y consumo de energía. En cuanto al tiempo de carga, en este contexto depende principalmente del tamaño de la batería y de la estación de carga utilizada. Cuanto más pequeña la batería, más rápido suele cargar.

3. ¿Qué duración esperada tiene una batería?

Las baterías de iones de litio se someten a un proceso de envejecimiento que es inevitable para multitud de productos tecnológicos. La antigüedad real de la batería también juega un papel aquí. Además, unas temperaturas exteriores extremadamente altas o bajas contribuyen a una ligera disminución de la capacidad. Por otro lado, la capacidad a largo plazo de una batería de alto voltaje también depende de la cantidad de ciclos de carga. Sin embargo, con la eSprinter y la eVito, las preocupaciones sobre la batería no tienen cabida. Durante seis años y con un kilometraje de 100 000 km en la eVito o 160 000 km en la eSprinter, Mercedes-Benz garantiza una capacidad de la batería de al menos el 70%.

4. ¿Cómo se desecha una batería?

Mercedes-Benz y sus socios trabajan en formas existentes y formas nuevas de eliminar las baterías. El enfoque principal es la reutilización de los componentes individuales y las materias primas. Diferentes procesos químicos y mecánicos permiten separar las células de batería usadas en sus componentes individuales. Tras un breve tratamiento, estas pueden reutilizarse después en nuevas células de batería. La batería de alto voltaje de la eVito, por ejemplo, no acaba en el desguace, sino que formará parte de baterías futuras. Alternativamente, es posible rescatar materias valiosas como metales raros de las baterías desechadas. Conceptos sostenibles como el uso como acumulador de energía ofrecen una segunda oportunidad para las baterías usadas de los vehículos.

5. ¿Una furgoneta con batería es peligrosa?

La seguridad está en primer plano para Mercedes-Benz tanto en los motores eléctricos como en los motores de combustión interna. Para diseña la fascinante tecnología que esconde una batería de iones de litio con un grado de seguridad aún mayor, unas extensas medidas de seguridad son parte integrante de la eVito y la eSprinter. El armazón resistente a los impactos protege la batería, los cables de alimentación y otros componentes de los daños en caso de accidente. En este tipo de casos, el vehículo detecta el peligro inmediatamente y desconecta toda la tensión del sistema. De este modo, incluso en caso de accidente grave, no hay ningún peligro adicional para los ocupantes del vehículo ni las fuerzas de rescate.

La batería del piso del vehículo.

Tan práctica como siempre: la eVito también ofrece un amplio espacio de carga.

Cargar fácilmente.

Mercedes me proporciona carga sin preocupaciones.

Elegante y eficiente; la eSprinter.

Desde el exterior, solo la «e» denota que se trata de una Sprinter eléctrica.

Fotos:

Daimler Global Media

Más enlaces para descubrir:

El ecosistema eVan de Mercedes-Benz.

Lorem Ipsum