Journeyman – Una start-up que envía obreros al extranjero.

La empresa Journeyman se considera una «agencia de mediación de intercambio» para jóvenes obreros que quieren trabajar en el extranjero en las empresas asociadas.

Ayer en Alemania, hoy en Canadá.

El viento caliente le golpea a Jan Wienolds en la cara mientras suelda franjas de asfalto con cuidado usando un soplete de gas. El oficial techador tiene una de las vistas más bonitas que se pueden desear en un trabajo: el skyline de Vancouver. Hace unos meses, estaba en Alemania, yendo a su trabajo de siempre. No se le había ocurrido ni en sueños que su trabajo lo llevaría a los tejados de Vancouver durante seis meses. La start-up berlinesa lo ha hecho posible. Bajo la dirección de Samuel Wurster, esta empresa ayuda a obreros a establecer una red internacional y trabajar en el extranjero durante periodos de tiempo largos.

Una «beca Erasmus» para obreros.

Además de estudiar administración y dirección de empresas, Samuel ayudaba a su abuelo en la cantera durante el verano. También pasó algún tiempo como suboficial en el ejército suizo, donde muchos de sus compañeros tenían formación como obreros. «Como obrero se tiene una buena formación y se gana mucho dinero porque falta mano de obra cualificada», recuerda que le decían. «Sin embargo, al llegar a los veinte años o así, empiezan a ver en Facebook o Instagram que muchos de sus amigos viajan a los lugares más bonitos del mundo gracias a las becas en el extranjero, y les gustaría hacer algo así». Entusiasmado con la idea de poder ofrecer a obreros una estancia de varios meses en el extranjero, Samuel empezó a investigar. Descubrió que en muchos países de habla inglesa también faltaba mano de obra cualificada. Así fue como nació el concepto de su start-up.

En lo más alto.

 

 

La Vito acompaña al techador en su trabajo.

Obreros en el extranjero: la empresa Journeyman de Berlín lo hace posible.

¿Adquirir experiencia de trabajo en el extranjero? Para los obreros, no ha sido nada fácil durante mucho tiempo. Samuel Wurster ha cambiado todo: su start-up Journeyman conecta obreros de todas las divisiones con empresas de todo el mundo. Para los techadores, electricistas o carpinteros: ¿adónde quieren ir? ¿EE. UU., Australia, Nueva Zelanda o quizás Canadá? ¡A la aventura!

Visados, impuestos y seguro: Journeyman se las sabe todas.

Journeyman funciona a través de una plataforma online en la que los obreros como Jan se pueden registrar para trabajar en el extranjero desde seis hasta 18 meses. De momento, los países que se ofrecen son EE. UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda. El equipo de Samuel no solo proporciona el puesto adecuado en una empresa asociada, también ofrece asistencia para temas como seguros de saludo extranjeros, visados, identificación fiscal y alojamiento para los primeros días. Así, la start-up quiere ofrecer seguridad y confianza a jóvenes especialistas, para quienes suele ser el primer viaje largo al extranjero. Y es que la incertidumbre, a pesar de las ganas y la ilusión, está a la orden del día.

Una red internacional para obreros.

Sin embargo, Journeyman es más que encontrar un trabajo y organizar un viaje, explica Samuel. Para Jan, la red internacional es tan interesante como la mediación: a largo plazo, Journeyman podría crecer hasta convertirse en una red en la que obreros de todo el mundo puedan cambiar impresiones. Como un LinkedIn para obreros, más o menos». Los antiguos participantes en Journeyman pueden seguir formando parte de la comunidad y comentar sus experiencias. Además de las profesiones con mucha demanda en el extranjero, como carpintero o techador, por ejemplo, el fundador de la start-up quiere ampliar la oferta a otros trabajos manuales. Y eso no es todo: en el futuro, este concepto también permitiría que vengan obreros extranjeros.

La misión:

 ofrecer a los jóvenes obreros algo que se da por hecho en otras profesiones.

Interconexión cultural.

 

El objetivo de Samuel es conectar a obreros de todo el mundo. 

Adquirir experiencia.

El trabajo en el extranjero permite a los participantes aprender nuevos métodos y técnicas. 

Por otros caminos.

Con Journeyman, obreros de distintos sectores pueden explorar el mundo.

Fotos: 

Damaris Riedinger y Alexandra Kurek

Enlaces para más información: 

Journeyman - https://journeyman.ioFacebook, Instagram

Las transformaciones que se muestran están realizadas por proveedores externos. Mercedes-Benz no ha revisado los proveedores y las transformaciones. Las imágenes no suponen ninguna evaluación del proveedor ni de las transformaciones por parte de Mercedes-Benz.

Lorem Ipsum