De París a Normandía y vuelta: con la Citan a por gafas a medida.

El óptico Jeremy Acoca viaja desde Chantilly al Atlántico con su Citan para recoger unas gafas hechas a mano en el taller de Jérôme Aupin. Hemos podido acompañarlo.    

Un óptico sobre cuatro ruedas.

Al norte de la capital francesa, el óptico Jeremy Acoca serpentea con su Citan negra por los pintorescos callejones de Chantilly hasta salir de la ciudad y llegar a la naturaleza intacta de Normandía. Su camino lo lleva a la «Côte Fleurie» (Costa Florida) hasta la ciudad de Deauville. Ese largo camino tiene como objetivo visitar el taller del artesano de gafas Jérôme Aupin y recoger una montura hecha a mano para las gafas de un cliente.    

El óptico Jeremy Acoca: no hay camino demasiado lejano para unas gafas hechas a mano.

   

L’Opticien de Chantilly – óptico por pasión.

Jeremy Acoca lleva 25 años trabajando como óptico. Su negocio «L’Opticien de Chantilly» es una tienda conceptual centrada en una exquisita selección de gafas hechas a mano. En su profesión, lo más importante es trabajar con pasión para sus clientes. Como óptico, es responsable de seleccionar la clase de cristales que se adaptan mejor a la montura, para darles forma después y colocarlas en las gafas, según explica Jeremy. Dar un buen servicio es fundamental para él: «rápido, siempre preparado y efectivo», así describe su «Service à domicile». Cuando los clientes no pueden acudir a su tienda, conduce su Citan a sus casas. «Me gusta mucho tener contacto con los clientes y ver su satisfacción cuando encueran lo que estaban buscando», resume Jeremy, alegre.

Un servicio especial.

Hemos creado el servicio a domicilio para gente que no puede venir a la tienda.

Gafas a medida de Jaupin Eyewear.

El artesano y diseñador de gafas Jérôme Aupin, de la localidad normanda de Deauville, fabrica sus monturas totalmente a mano siguiendo una antigua tradición. Desde hacía tiempo sabía que quería fundar su propia empresa. Desarrolló su experiencia durante más de diez años en las ópticas más exclusivas de París. «Empecé como óptico, pero me aburrí rápido», recuerda. Desde siempre le apasionaron las gafas bellas, pero nadie era capaz de explicarle cómo se fabricaban. Un día, tuvo la oportunidad de conocer a un diseñador de gafas premiado como «Meilleur Ouvrier de France». De él aprendió cómo se fabricaban las gafas. Poco después de su formación, desarrolló su propio estilo. En 2014, fundó su propia empresa para dedicarse por completo a crear gafas únicas.

Artesanía al límite de lo imposible.

A partir de materiales como cuerno de búfalo, acetato, metal y oro macizo, Jérôme Aupin crea obras de arte para llevar, según el lema «¡No hay límites!». «Dadme un desafío y lo aceptaré encantado», dice sonriendo. Es necesario aprender a entender los distintos materiales, ya que cada uno reacciona de manera distinta, explica. En el proceso de fabricación, se ajusta a las reglas de artesanía tradicionales y procesa todo sin máquinas. Las gafas son un accesorio que requiere mucho amor por el detalle. Si esculpe demasiado en un punto, tiene que volver a empezar desde el principio. «Intento mejorar mis habilidades probando nuevas técnicas, trabajando con materiales diferentes o creando diseños nunca vistos. Es un trabajo en el que aprendo cada día», dice el artesano entusiasmado.

Del diseño a las gafas terminadas.

El primer paso del diseño de unas gafas es crear un plano técnico, dice Jérôme. Así puede hacerse una idea de cuál será el aspecto del producto final. «La tarea más difíciles es trasladar al papel lo que tienes en la cabeza», comenta. A continuación se confecciona un prototipo que se utilizará como plantilla más tarde, para realizar las gafas con el material deseado. Lo que más le gusta es el aspecto creativo y técnico de su trabajo: «me gusta pensar en nuevas formas y en cómo aplicarlas». En cada modelo, intenta conseguir resultados mejores, más bonitos, más complejos desde el punto de vista técnico. «Me fascina todo el proceso. Mientras escucho a mis clientes durante una reunión, al mismo tiempo visualizo la forma correcta que les permitirá conseguir la imagen perfecta». 

El óptico a domicilio. Así funciona el servicio móvil de gafas:    

    1. El cliente puede preseleccionar la montura de las gafas en Internet    
    2. Se concierta una cita por teléfono.    
    3. Jeremy lleva la preselección de monturas de gafas al cliente.    
    4. El cliente elige las gafas que desee.
    5. Jeremy esmerila los cristales en su taller y los coloca.
    6. Por último, Jeremy lleva las gafas terminadas a casa del cliente.  

El diseño: auténtico, atemporal y exclusivo. 

Con cada modelo de gafas, Jérôme intenta crear un estilo inconfundible. «Las gafas se pueden considerar una obra de arte: con la fabricación a medida, no hay límites. Hay tantos diseños y detalles que cada forma puede resultar distinta». En el futuro, Jérôme quiere concentrarse por completo en nuevas formas. Su visión: crear piezas únicas, cada una más extravagante que la anterior. Con monturas que lleven su propia firma manuscrita. La colaboración con el óptico sigue siendo imprescindible: «es muy interesante trabajar en el mismo proyecto para un cliente. Compartimos nuestras experiencias». Al final del día, la montura hecha a mano cambia de dueño. Con la pieza única en el maletero de la Citan, Jeremy vuelve a Chantilly, donde un cliente recibirá el complemento perfecto.    

L’Opticien de Chantilly: el amor por el detalle.

Orgullo por el trabajo.

L’Opticien de Chantilly: un servicio posventa a medida de los clientes es lo principal para Jeremy Acoca.

El empleado perfecto.

Vehículo multiusos compacto: la Citan se puede adaptar de forma flexible a las necesidades del cliente.    

Trabajo con amor por el detalle.

Los materiales poco habituales, como el oro macizo, necesitan un tratamiento especial.

Comprobación visual.

El trabajo de un óptico necesita la máxima precisión. 

Obras de arte de Jérôme.

Cada gafa Jaupin Eyewear lleva la firma de su diseñador.

Fotos:

Nadine Laux

Enlaces para más información:

L’Opticien de Chantilly - www.opticienchantilly.com, Facebook

Lorem Ipsum