Marchando una ración de mar: la Mercedes-Benz 508 D como food truck de marisco.

La empresa Jean sur Mer sirve platos frescos de pescado y marisco en eventos y festivales. Con su Mercedes-Benz 508 D, llevan el mar directamente al público.

El sabor del mar.

¿Cómo sabe el mar del Norte? Las furgonetas de comida de Jean sur Mer tienen la respuesta. Estos food trucks con base en Amberes ofrecen desde el clásico bocadillo de pescado hasta menús de varios platos, pasando por croquetas de gambas; en definitiva, todo lo que hace las delicias de los gourmets amantes del pescado y del marisco. La especialidad de Jan Kegels, el dueño de la empresa, es un plato holandés llamado kibbeling, que consiste en pequeños trozos de pescado blanco, por ejemplo, bacalao, rebozados y fritos. Después, los dorados pedazos de pescado se sirven acompañados de salsa tártara, en un panecillo a modo de hamburguesa de pescado o con verduras frescas en forma taco.

Un clásico modernizado.

Los elementos centrales de Jean sur Mer son las dos Mercedes-Benz 508 D que Jan ha convertido en un punto de encuentro móvil para amantes del pescado. El belga vende sus deliciosos platos en Amberes y sus alrededores a bordo de estas furgonetas clásicas. Los dos vehículos, fabricadas en 1985 y 1987, pertenecieron al parque móvil de los ejércitos de los Países Bajos y Alemania, donde se utilizaron como ambulancias. Jan equipó las furgonetas clásicas en su garaje con cocina, freidora y todo lo necesario para cocinar pescado. Ahora se preparan en ellas todo tipo de exquisiteces.

Libertad con la Mercedes-Benz 508 D.

«Un food truck te permite ser flexible. Te permite decidir libremente lo que quieres hacer y lo que no».

Muy lejos del desguace.

Las furgonetas han demostrado que, a pesar de sus 30 años de existencia, todavía están muy lejos del desguace: cuando se puso en marcha Jean sur Mer en el año 2010, fueron los primeros food trucks de Bélgica. Para Jan, decidirse entre un food truck y un restaurante fue muy fácil: «Un food truck te permite ser flexible. Te permite decidir libremente lo que quieres hacer y lo que no», dice. Esto se debe, principalmente, a los gastos corrientes relativamente bajos y a la movilidad de las furgonetas.

De la streetfood al catering.

Al principio, las dos furgonetas servían el kibbeling en plazas públicas y en festivales, principalmente. «Tuve que invertir tiempo para dar a conocer Jean sur Mer», cuenta Jan. «Al ser los primeros food trucks de Bélgica, recibimos una gran atención por parte de la prensa». Esto ayudó a Jean Sur Mer a aumentar su popularidad y la idea de negocio adquirió rápidamente un círculo de clientes privados. En la actualidad, las furgonetas clásicas de Jean sur Mer están presentes, sobre todo, en eventos empresariales y en fiestas particulares, donde ofrecen platos más sofisticados como, por ejemplo, ceviche, un plato tradicional peruano de pescado crudo marinado en zumo de lima con diversas hierbas y verduras. «Parece una pintura sobre un plato», dice Jan entusiasmado. Sin embargo, la orientación del negocio hacia el catering obedece también a motivos económicos. «Trabajar en fiestas es un negocio más sencillo y más seguro. Sabemos cuánto vamos a ganar y cuánta comida debemos preparar», explica Jan.

Jean sur Mer pronto en los supermercados.

Jan ve el futuro con optimismo. «Todavía tenemos muchas posibilidades», dice. Jan y su ayudante ya han hecho realidad una de ellas: ahora, todos aquellos que no puedan visitar los food trucks también podrán disfrutar el kibbeling de Jan. Desde hace poco, Jean sur Mer distribuye la mezcla original para elaborar la masa de su kibbeling, lo que permite preparar el plato fresco en unos cuantos pasos. Pero eso no es todo: en el futuro, se podrán encontrar más productos de Jean sur Mer en las estanterías de los supermercados y, si es posible, incluso fuera de las fronteras de Bélgica, llevando así su delicioso sabor a lugares alejados del mar del Norte. Gracias, Jean sur Mer.

Para los clientes de Jan, solo lo mejor.

Jan sale a pescar en barco o solo con la red.

El negocio soñado: un food truck. 

Jan está muy orgulloso de su food truck y de lo que ha conseguido con él.

Una agradable parada en boxes.

El encantador food truck invita a comer en la calle.

Conectar con el mar.    

Para Jan, pescar con una red significa una conexión entre él y el mar.

Fotos:

Felix Schwarz

Enlaces para explorar más:

Jean Sur Mer - www.jeansurmer.be, @Facebook

Lorem Ipsum