Marco Polo en invierno

¿Cómo mantener tu Marco Polo a punto en invierno?

La temporada invernal es una época dura para los vehículos que están más tiempo parados, como una autocaravana. Pero siguiendo estos sencillos consejos podrás mantener tu Marco Polo en plena forma.

La etapa invernal siempre es dura para los vehículos, pero hay años, como este, en que las temperaturas y las condiciones son todavía más extremas de lo habitual. En esta situación, es imprescindible tener en cuenta ciertos factores clave en el cuidado de los mismos, sobre todo en el caso de que no se muevan durante esta época, como puede ser el de las autocaravanas, cuyo periodo de mayor actividad, en términos generales, suele coincidir con el buen tiempo.

1. ¿Cómo evitar la congelación?

Con la bajada de las temperaturas es probable que el agua que haya dentro de la autocaravana se congele, lo que puede provocar daños debido a la expansión del líquido. 

Evitarlo es sencillo: vacía todos los depósitos (potable, grises y negras) y drena el sistema de aire acondicionado, limpia utilizando anticongelante y deja abiertos los grifos y desagües.

2. ¿Cómo evitar la humedad y los malos olores?

La humedad puede provocar malos olores en el interior, así como que se degraden ciertos materiales. Por eso, es imprescindible que haya una buena ventilación que ayude a circular el aire y evite la condensación en el habitáculo.

  • Dejar estacionada la autocaravana en un lugar seco y cálido.
  •  Dejar abiertas las puertas de los armarios para permitir la circulación del aire.
  • Colocar en el interior algún tipo de deshumidificador: conviene proteger también la ropa de cama, que puede verse afectada y que en el caso de Marco Polo de Mercedes-Benz es doble, pues tiene una en el habitáculo y otra en el techo.
 

3. ¿Cómo mantener en buen estado la batería? 

Aunque no se mueva la autocaravana, la batería se descarga de manera progresiva ya que se produce un pequeño consumo de corriente. 

La mejor opción es desconectarla y guardarla en un sitio cálido y seco. Aparte, conviene arrancar el vehículo cada 4 semanas y conectarlo a una fuente de alimentación para la batería interior.

 

4. ¿Qué consejo seguir para cuidar los elementos mecánicos?

El frío también pasa factura al motor, que achacará la falta de uso y puede tener problemas luego para ponerse en marcha.

Por suerte es algo que es fácil de solucionar, puesto que vale con arrancarlo de manera periódica, una vez a la semana o cada 2 semanas, y durante un breve periodo de tiempo para que entre en calor y el aceite circule, lo que ayudará en la conservación de los elementos mecánicos.

5. Por último, ¿hay que prestar alguna atención especial a los neumáticos? 

Los neumáticos son un elemento clave para la conducción segura y pueden verse afectados de manera grave si el vehículo está parado con bajas temperaturas, por lo que es necesario tomar medidas para cuidarlos. 

  • Hincharlos con su presión máxima para que se reduzca su posible deformación, ya que una autocaravana pesa más.
  • Conviene moverla ligeramente hacia adelante o atrás para que no esté en contacto con el suelo siempre la misma parte de la rueda.
  • Otra opción interesante son las cuñas específicas para evitar la deformación de los neumáticos.
  • Finalmente, es buena opción cubrir las ruedas con fundas de lona convencional o térmicas.

Decídete entre los Marco Polo con nuestras ofertas.

Consulta las ofertas de Marco Polo para hacerte con la tuya y vivir grandes aventuras. Desearás que el tiempo no pase a bordo de nuestras autocaravanas.

Lorem Ipsum