Protegen de forma eficaz frente a la luz y el calor excesivos.

Menos calentamiento del habitáculo.

Los cristales tintados en la parte trasera protegen eficazmente a los pasajeros y la carga de la luz y el calor excesivas en el habitáculo, y protege el vehículo de las miradas indiscretas. El equipamiento incluye ventanillas laterales de tintado intenso detrás del montante B y luneta trasera tintada. Los cristales tintados permiten que entre una cantidad de luz suficiente y contribuye a mantener una temperatura agradable en el vehículo.