Más seguridad en situaciones de conducción críticas.

Programa de estabilidad con funciones adicionales útiles.

El programa electrónico de estabilidad ESP® tiene acceso tanto al sistema de frenos como a la gestión del motor. Evalúa de forma constante los datos del sensor del ángulo de orientación de las ruedas, del sensor de número de revoluciones, del sensor de velocidad de guiñada y del de aceleración transversal y puede ayudar al conductor en caso de que el vehículo entre en un estado inestable. En una fracción de segundo, el ESP® puede intervenir en la electrónica del motor y en el sistema de frenos y ayudar al conductor generando una fuerza de frenado que estabilice la dirección del vehículo.

El ESP® incluye otras funciones que pueden aumentar la seguridad de conducción en situaciones especiales. Entre otras, el sistema antibloqueo de frenos ABS, el sistema de control de tracción ASR y el servofreno de emergencia BAS, que aumentan la presión de frenado en caso de detectar un frenado de emergencia, reduciendo la distancia de frenado. Cuando interviene el ESP® o el sistema de control de tracción, el testigo luminoso de advertencia del ESP® se ilumina en el velocímetro.