Una superficie de carga llena de posibilidades.

La imagen muestra la parte trasera de la Clase X desde una perspectiva a vista de pájaro durante la carga de equipaje.

Una superficie de carga llena de posibilidades.

Su nombre revela su objetivo: un vehículo concebido para «pick up». La superficie de carga de fácil acceso puede transportar más de 1.000 kg de herramientas de trabajo o artículos deportivos, incluso sucios y mojados. El espacio entre los pasarruedas permite incluso cargar un europalet normalizado en posición transversal. Cuando la carga tiene aristas y esquinas, el revestimiento de la base de la caja de carga protege contra arañazos y daños en la pintura. Los elementos para la sujeción de la carga garantizan un transporte seguro. Cuando se hace tarde, el alumbrado LED de la base de la caja de carga permite realizar las últimas tareas de la jornada con mayor comodidad. Cuando deba afrontar retos más exigentes, la masa máxima remolcable de hasta 3.500 kg le abre las puertas a un sinfín de posibilidades; por ejemplo, remolques para barcos o caballos.