El Big Bang en un entorno urbano.

El Big Bang en un entorno urbano.

La calle parece licuarse. ¿O es el brillo de la fuente? Todo esto deja indiferente al Mercedes-AMG G 63. Un vehículo que impresiona con su expresivo diseño exterior. Con una presencia que es toda una declaración de intenciones: aquí mando yo. La calandra del radiador específica de AMG, las llantas opcionales de 22 pulgadas y el llamativo sistema de escape AMG Performance con dos salidas dobles de escape que sobresalen lateralmente confieren a este objeto de culto un aire extrovertido. Lava o asfalto: el Mercedes-AMG G 63 no hace distinciones. Sus prestaciones son ejemplares. Campo a través no conoce rival, ni lo ha conocido nunca. Pero el arquetipo de los todoterreno brilla también por sus propiedades de conducción en ciudad. El rey de la naturaleza salvaje conserva también su corona en la jungla urbana.

El epicentro de la fuerza.

La imagen muestra el frontal del Mercedes-AMG G 63.
La imagen muestra los detalles técnicos del Mercedes-AMG G 63.

El epicentro de la fuerza.

Técnica sofisticada, realzada por una potente banda sonora: el Mercedes-AMG G 63 equipa un motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros, que entrega una potencia de 430 kW (585 CV)<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan según el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.&nbsp;Potencia expresada en kilovatios (kW), se añade la potencia expresada (CV), por ser un dato de carácter comercial y general, si bien no es una unidad permitida del Sistema Legal de Unidades de Medida basado en el Sistema Internacional de Medidas (SI). Ley 32/2014, de 22 de diciembre, de Metrología.</p> y un par motor máximo de 850 Nm,<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan según el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.&nbsp;Potencia expresada en kilovatios (kW), se añade la potencia expresada (CV), por ser un dato de carácter comercial y general, si bien no es una unidad permitida del Sistema Legal de Unidades de Medida basado en el Sistema Internacional de Medidas (SI). Ley 32/2014, de 22 de diciembre, de Metrología.</p> haciendo de cada desplazamiento una vivencia de gran intensidad. El sistema de escape AMG Performance conmutable hace vibrar el aire. El conductor tiene la opción de configurar la sonoridad adecuada en cada momento: desde discreta y reservada, ideal para largos recorridos, hasta rotunda y sugestiva. AMG RIDE CONTROL brinda al conductor la posibilidad de modificar el tren de rodaje con solo pulsar un botón. De este modo, el Mercedes-AMG G 63 se puede adaptar a cada tipo de superficie, tanto en carretera como campo a través, y a las preferencias individuales de conducción.