Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+.

La Clase E más potente de todos los tiempos.

Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+.

La Clase E más potente de todos los tiempos.

  • Exterior

    El Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ visto de frente.
    La imagen muestra un escorzo trasero del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+.

    Exterior. Convence por sus rasgos claros.

    Exterior. Convence por sus rasgos claros.

    El exterior de un automóvil Mercedes-AMG debe conjugar un diseño llamativo con Driving Performance. El Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ satisface plenamente este objetivo.

    Los resaltes longitudinales sobre el capó enmarcado —similar al del Mercedes-AMG GT— y los guardabarros ensanchados subrayan la fuerza que encierran estos vehículos de altas prestaciones. Las tomas de aire especialmente bajas y sin rejillas no solo impresionan, sino que aseguran una conducción precisa del aire y, por lo tanto, permiten alcanzar la meta básica: máximas prestaciones. El Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ es todo un líder; sabe hacerse oír con una sonoridad impresionante. Para conseguir siempre la tonalidad adecuada, su sonido se orienta por los programas de conducción de DYNAMIC SELECT. En concreto, con una sonoridad AMG atenuada en el programa de conducción «Comfort» y altamente sugestiva en los programas de conducción «Sport», «Sport+» y «RACE».

  • Interior

    Interior. La central de mando.

    La imagen muestra los asientos delanteros del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+.

    Interior. La central de mando.

    En el margen límite de la conducción se requiere un control total sobre el vehículo. El interior del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ está concebido de modo que todos los componentes faciliten una experiencia de gran dinamismo.

    El puesto de conducción widescreen, el volante AMG Performance y los asientos AMG con sujeción lateral optimizada y placa «AMG» en los asientos delanteros le ofrecen una impresión deportiva y exclusiva. Es decir, todo lo que necesita para experimentar con más intensidad la Driving Performance.

  • Técnica

    Técnica. Energía concentrada.

    La imagen muestra el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ de frente en contrapicado.
    La imagen muestra el motor AMG del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ sobre un caballete.

    Técnica. Energía concentrada.

    Con el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ llegará más rápido a donde se proponga. El responsable de ello es el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros y fascinantes cifras de potencia y par: 450 kW (612 CV) y 850 Nm<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan según el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.&nbsp;Potencia expresada en kilovatios (kW), se añade la potencia expresada (CV), por ser un dato de carácter comercial y general, si bien no es una unidad permitida del Sistema Legal de Unidades de Medida basado en el Sistema Internacional de Medidas (SI). Ley 32/2014, de 22 de diciembre, de Metrología.</p> . El grupo propulsor convence asimismo por su respuesta extremadamente rápida y su elevada eficiencia.

    Una premisa básica para alcanzar cualquier objetivo es hacer un uso razonable de la energía disponible. Esto es lo que consigue el innovador sistema de tracción a las cuatro ruedas AMG Performance 4MATIC+. La distribución completamente variable del par motor, desde la tracción integral hasta una tracción exclusivamente trasera, es la clave de un agarre sobresaliente al piso, conforme con la situación de conducción. Esto es absolutamente necesario para poder convertir en prestaciones la enorme fuerza que transmite el cambio de 9 marchas AMG SPEEDSHIFT MCT. Al tomar curvas con rapidez se aprecia la asistencia del diferencial autoblocante AMG en el eje trasero. Potencia a discreción.