Una inversión en el futuro.

Los criterios esenciales en los servicios públicos son rentabilidad, compatibilidad medioambiental y rendimiento. El nuevo Unimog define nuevos estándares en todos estos aspectos como portaimplementos para el acondicionamiento de carreteras. Hay muchos argumentos a favor del nuevo Unimog en el servicio público municipal. Por ejemplo, el nuevo e intuitivo sistema de manejo, así como el innovador sistema sinergético de propulsión de nuevo desarrollo, que permite alternar durante la marcha entre el modo de trabajo con regulación progresiva de la velocidad entre 0 y 50 km/h y el modo de conducción, hasta una velocidad de 90 km/h. O la nueva generación de motores rentables BlueEFFICIENCY Power.

Como es natural, el nuevo Unimog conserva todas las ventajas inherentes a su singular concepción: el multitalento para todo el año puede asumir una gran diversidad de tareas, para las que en otro caso sería precisa una flota completa: con más de 1.000 implementos y campos de utilización, los 365 días del año.

INFORMACIÓN ADICIONAL