Fuerza y eficiencia para la industria energética.

Portaimplementos profesional, potente vehículo de transporte, taller sobre ruedas: el nuevo Unimog conjuga todo eso en un solo vehículo. Y le ofrece la gama completa de prestaciones que distingue a un contundente y eficaz parque móvil para el sector energético.

Tanto si su área de trabajo es la prospección de nuevas fuentes de energía como la explotación a cielo abierto o el mantenimiento, el control y la reparación de redes de infraestructura: gracias al singular concepto del vehículo, el Unimog le permite acelerar a fondo aunque vaya cargado a tope. Y justo en el escenario habitual de la industria energética: los terrenos difíciles.

Cuando la cosa se pone fea —por ejemplo, a causa de una avería en la red de suministro—, el Unimog le resuelve la papeleta fácilmente. Sin necesidad de transbordo a otros vehículos de transporte, el Unimog traslada hasta el lugar de trabajo a la brigada de operarios, junto con todos los equipos, herramientas y materiales. Ello permite asegurar el entorno de trabajo y subsanar la avería sin demora. Más eficacia, menos costes: los números cuadran.

INFORMACIÓN ADICIONAL