Elevada capacidad de transmisión de fuerza en régimen continuo.

Tal como lo exigen en la práctica los transportes pesados.

No basta con generar una gran potencia. Igual de importante es hacerla llegar al lugar preciso en el momento oportuno. El Actros hasta 250 toneladas demuestra cómo conseguirlo, por ejemplo, con el cambio automático Mercedes PowerShift 3, programas de conducción adaptados a cada campo de aplicación, 16 velocidades y el turboembrague-retardador.